Diferentes Estilos de Comunicación

Etimológicamente la palabra comunicación proviene del latín communis, que significa común. La comunicación es la acción de comunicar que a su vez proviene del latín, communicare. De allí que, comunicar, signifique transmitir ideas y pensamientos con el objetivo de ponerlos “en común” con el otro. Tradicionalmente, la comunicación se ha definido como “el intercambio de sentimientos, opiniones, o cualquier otro tipo de información mediante habla, escritura u otro tipo de señales”.

El funcionamiento de las sociedades humanas es posible gracias a la comunicación. Esta consiste en el intercambio de mensajes entre los individuos.

Comunicación

Esta gráfica pertenece al modelo de comunicación desarrollado por Claude Elwood Shannon y Warren Weaver en 1949,  representa la fuente de la información (emisor), el codificador que envía el mensaje a través del medio de comunicación o canal de comunicación, el cual podría ser interrumpido o distorsionado por el ruido (representado en el rayo que cae) y que llega a un decodificador y de este al receptor el cual podría emitir a su vez una respuesta (feedback).

Las circunstancias que rodean una comunicación se denominan Contexto situacional (situación), es el contexto en que se transmite el mensaje y que contribuye a su significado.

En muchos casos la teoría de la comunicación suele confundirse con la teoría de la información, la cual corresponde a la teoría matemática de Claude E. Shannon que estudia la información (canales, comprensión de datos, criptografía y todo lo que se le relaciona) como magnitud física. Ésta emplea una unidad de medida de la información llamada “BIT”, es decir, la menor unidad que puede aprenderse.

Si bien la teoría de la información es útil a la teoría de la comunicación para la comprensión lógica de los procesos, dicha teoría no se focaliza en el mismo interés de la teoría de la comunicación, la cual analiza la vinculación de los procesos comunicativos individuales con la problemática social, así como la relación universal existente en torno a la comunicación mediática y el poder político y se apoya en el uso de la semiología, que es el estudio de los signos, en la realidad social y se nutre de la lingüística y otras ciencias.

Según uno de los axiomas de Paul Watzlawick es imposible no comunicarse, por tanto reviste gran importancia tomar conciencia de lo que comunicamos y de lo que realmente queremos comunicar. Esto adquiere una importancia relevante dentro de la empresa ya que se pueden dar malentendidos y/o errores por una comunicación defectuosa, con la consiguiente repercusión en la productividad de la misma, y en el ambiente de trabajo.

De cara a mejorar el intercambio de información, no sólo dentro de la empresa, es importante familiarizarse con los diferentes estilos de comunicación. Básicamente son tres:

Comunicación Inhibida o Pasiva. Es el estilo de comunicación propio de personas que evitan mostrar sus sentimientos o pensamientos por temor a ser rechazados o incomprendidos o a ofender a otras personas. Infravaloran sus propias opiniones y necesidades dando un valor superior a las de los demás.

Comunicación Agresiva. Este estilo de comunicación se sitúa en un plano opuesto a la pasividad, y se caracteriza por la sobrevaloración de las opiniones y sentimientos personales, obviando o incluso despreciando los de los demás.

Comunicación Asertiva. Es aquel estilo de comunicación abierto a las opiniones ajenas, dándoles la misma importancia que a las propias. Parte del respeto hacia los demás y hacia uno mismo, planteando con seguridad y confianza lo que se quiere, aceptando que la postura de los demás no tiene por qué coincidir con la propia y evitando los conflictos de forma directa, abierta y honesta.

A menudo se habla de un cuarto estilo comunicativo, el pasivo-agresivo. Consiste en evitar el conflicto mediante la discreción, evitando las situaciones que puedan resultarle incómodas o enfrentarle a los demás con excusas, falsos olvidos o retrasos entre otros medios. Así, no asume la necesidad de hacer valer sus propios derechos (pasividad), aunque tampoco se muestra receptivo hacia los de la otra parte (agresividad).

En el siguiente vídeo se presenta una descripción bastante esclarecedora de los tres estilos de comunicación. Si bien la música de fondo es un poco machacona:

Autor: Charan Díaz Arquillo (Psicólogo)

Duración: 2:31 minutos

http://www.youtube.com/watch?v=jSU-qTO0_IY&feature=related

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s